Compártelo:

Share |

martes, 30 de noviembre de 2010

Depresión


¿Qué es la depresión?

Es una enfermedad muy común en los últimos tiempos, la sufren muchas personas alrededor del mundo y cada vez con más frecuencia los niños y adolescentes. Se ha convertido en una enfermedad más común de lo que pensamos, podría llamarse como la “epidemia silenciosa” que según registros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 20 años, se convertirá en la enfermedad más padecida por los seres humanos.

Este trastorno mental será el mayor problema de salud para las sociedades, tanto económica como socialmente. Para la OMS, actualmente más de 450 millones de personas están directamente afectadas por algún trastorno o discapacidad mental, y la mayoría de éstas viven en los países en desarrollo. Por citar un ejemplo, en Ecuador se calcula que 1,5 millones de personas sufren de este estado de ánimo, y los niños (entre 5 y 11 años), jóvenes (14 y 20 años) y personas de la tercera edad son los más vulnerables en la actualidad.

Estadísticas

Existe una predisposición mayor en las mujeres a sufrir depresión que en los hombres, debido a que determinados aspectos: factores de desarrollo, reproductivos, hormonales, genéticos, y otros biológicos; abuso y opresión; factores interpersonales; y ciertas características psicológicas y de la personalidad.  La OMS advierte que el 5,8% de los episodios depresivos se registra en los hombres, mientras que el 9,5% se presenta en las mujeres. 

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?
  • Humor bajo o tristeza la mayor parte del tiempo (para lo que no parecería haber motivos).
  • Falta de energía y sensación de cansancio permanente.
  • Incapacidad para disfrutar de cosas que antes provocaban placer.
  • Desinterés por estar con amigos y familiares.
  • Irritabilidad, enojo o ansiedad.
  • Incapacidad para concentrarse.
  • Pérdida o aumento considerable de peso.
  • Alteraciones del sueño (incapacidad para dormir, permanecer despierto o levantarse por la mañana).
  • Sentimientos de culpa o de inutilidad.
  • Pesimismo e indiferencia (no darle importancia a nada ni en el presente ni a futuro).
  • Pensamientos de muerte o suicidio.
Cuando una persona presenta cinco o más de estos síntomas la mayor parte del tiempo durante dos o más semanas, probablemente está deprimida. 

¿Sabías que la depresión es una enfermedad incapacitante? por qué?

Cuando una persona está deprimida tiene su autoestima y ánimo bajos, razón por la cual no rinde y cumple lo mínimo de sus obligaciones. Puede ir a trabajar pero su esfuerzo llega hasta el 30%. Tampoco se interesa por sus actividades y se convierte en un ser improductivo. La razón principal para que esta enfermedad sea incapacitante es debido a que al individuo no le interesa encontrar la solución a los problemas que está viviendo, pues está sumido en su propio dolor, angustia y sufrimiento.

Tomemos en cuenta que quien está deprimido en la mayoría de los casos guarda silencio y se aparta del grupo. Hay muchas causas por las cuales un individuo puede llegar a deprimirse, desde la pérdida de un cónyuge, hijo, un duelo no superado, un divorcio, falta de trabajo, enfermedad o por sentimientos de continua soledad y crisis existencial.

¿Qué puedes hacer si estás deprimido o si conoces a alguien que padece esta enfermedad?

La primera opción es que las personas cercanas reconozcan el problema y busquen el apoyo de un especialista. La familia cree que al deprimido se le da ánimo diciéndole que ponga de parte, y su papel y apoyo son clave, sin embargo no es suficiente. Toma en cuenta que una persona deprimida quizás esté pensando en herirse a sí mismo o incluso en el suicidio, por tal motivo, debe recibir ayuda cuanto antes.  

El tratamiento psicológico es el primer paso para que el depresivo pueda salir adelante a través de la terapia, pero en muchos casos se requiere de tratamiento farmacológico que es supervisado por el psiquiatra, ante esta situación se están realizando nuevas investigaciones para reducir este desorden. Una de estas, se enfoca en analizar a las células nerviosas y al daño permanente que pueden sufrir los circuitos cerebrales debido a respuestas exageradas del estrés por parte de la persona. Otras investigaciones han revelado la existencia de varios patrones de características clínicas y biológicas entre las personas de la tercera edad que sufren de depresión. Se sabe que los antidepresivos existentes influyen el funcionamiento de ciertos neurotransmisores en el cerebro, pero su uso debe estar supervisado por un especialista y acompañado de psicoterapia para refuerzo emocional.

Recuerda:
Si conoces a una persona que se encuentra deprimida no dudes en brindarle apoyo, escúchala y asegúrate que pueda recibir ayuda especializada, pues es una enfermedad silenciosa. Durante el mes de Diciembre se registra un aumento en el número de personas que se deprimen en la época de Navidad, muchas veces debido a problemas económicos, ausencia de familiares y seres queridos, deudas o estrés laboral.


Cuando la vida te de mil razones para llorar, muéstrale que tienes un millón de razones para reir”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin