Compártelo:

Share |

sábado, 20 de noviembre de 2010

El Consumo de Alcohol y las Enfermedades Cardiovasculares

La incidencia creciente de enfermedades cardiovasculares tienen dentro de sus desencadenantes los valores elevados de grasas en sangre; en muchos de los casos, producidos por el consumo periódico de alcohol. El Equipo de AliveSociety.com consciente de esta realidad pone a tu disposición información referente a este tema siempre actual. 

¿Existen riesgos cardiovasculares relacionados con el consumo de alcohol? 

El alcohol puede ejercer un doble efecto sobre tus niveles de colesterol: por un lado, puede ser beneficioso aumentado el colesterol HDL (colesterol bueno) o puede ser perjudicial aumentando el colesterol LDL (colesterol malo). Este doble efecto dependerá del alto o moderado consumo de alcohol; de tal modo que, el consumo excesivo de alcohol, puede aumentar los niveles de algunas grasas en tu sangre. También puede producir presión arterial elevada, insuficiencia cardíaca (dificultad del corazón para bombear sangre) y un aumento en las calorías que ingieres. Beber en exceso y embriagarte, puede provocarte un ataque al corazón o al cerebro. Otros problemas serios incluyen arritmia cardíaca, muerte cardíaca súbita y cirrosis.

Consejos de la AHA (Asociación Americana del Corazón) 

Si bebes alcohol, hazlo con moderación. Esto significa un promedio de una a dos bebidas por día para los varones y una bebida al día para las mujeres. Una bebida equivale a 12 oz. (344 ml) de cerveza, 4 oz. (114 ml) de vino, 1.5 oz. (43 ml) de bebidas alcohólicas de 80 grados.

¿Cuál es la relación entre el vino tinto y las enfermedades del corazón? 

Durante las últimas décadas, se han publicado varios estudios en revistas científicas acerca del porqué beber alcohol pudiera relacionarse con una reducción de la mortalidad por enfermedades del corazón. Algunos investigadores han sugerido que el beneficio pudiera deberse al vino, en especial al vino tinto, por componentes como los flavonoides y otros antioxidantes que podrían reducir el riesgo de aparición de enfermedades del corazón.

El efecto mejor conocido del alcohol en cantidades moderadas, es un pequeño aumento del colesterol HDL (colesterol bueno); además, algunas sustancias como el resveratrol, que se encuentra en las bebidas alcohólicas, podría evitar que las plaquetas de tu sangre se adhieran entre sí. Esto puede reducir la formación de coágulos y el riesgo de un ataque cardíaco o al cerebro. Esta característica es similar a la inducida por la aspirina.

Sin embargo, recuerda que la actividad física habitual es otra manera efectiva de aumentar los niveles de “colesterol bueno”.

¿Cuál es la relación entre el alcohol y el embarazo? 

Si estás embarazada no debes consumir alcohol de ninguna manera, ya que puede perjudicar gravemente a tu bebé, incluyendo defectos congénitos.




Recuerda: 

El consumo de alcohol puede aumentar tu colesterol bueno o malo, según la cantidad que consumas, y puede estar asociado a la aparición de múltiples enfermedades cardíacas. Tu decides cuanto beber. ¡Cuida tu salud, come sano y haz deporte!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin