Compártelo:

Share |

jueves, 16 de diciembre de 2010

Lumbalgia

¿Que es la lumbalgia?

Lumbalgia o lumbago es un término usado para el dolor de espalda baja (región lumbar), causado por compromiso músculo-esquelético; es decir, trastornos relacionados con las vértebras lumbares y estructuras como músculos, ligamentos, nervios y discos intervertebrales.

¿Por qué se produce la lumbalgia?


Distintas causas y formas, siendo las más comunes el estrés, el sobreesfuerzo físico y las malas posturas.


¿Cómo se clasifica la lumbalgia por su duración?


  • Aguda: menos de 1 mes
  • Subaguda: entre 1 y 3 meses
  • Crónica: más de 3 meses

¿Cómo puedes prevenir una lumbalgia?

La mejor prevención es evitar los movimientos bruscos, adoptar buenas posturas, buen calentamiento antes de hacer ejercicio, evitar el sobrepeso. Toma en cuenta:

  • Higiene postural
  • Ejercicio físico

Higiene postural:

Muchas lumbalgias son causadas por posturas inadecuadas, sobreesfuerzos en el trabajo, actividades domésticas y deportes. Se debe tener especial cuidado al mover o levantar pesos y en general a las inclinaciones forzadas de la espalda.

En la postura para el movimiento o levantamiento de pesos debe evitarse la posición en la que se inclina la espalda. 

 
Ejercicio físico:


Disminuye el riesgo de padecer lumbalgia. El sedentarismo aumenta el riesgo de padecer dolor de espalda y el reposo en cama el riesgo de que este dolor se prolongue por más tiempo.

La práctica continua y no intensiva de deportes (natación) se considera útil siempre y cuando no esté contraindicada por el médico -especialmente en quienes padecen o han padecido lumbalgia.

El ejercicio físico está contraindicado durante la crisis aguda de dolor pero no ocurre así en el dolor crónico ya que mejora la incapacidad y el grado de movilidad.

¿Cómo tratar la lumbalgia?


Aplicando medidas que hagan desaparecer el dolor y sus posibles causas. Su eficacia puede ser inmediata o a largo plazo. La lumbalgia es una patología multicausal por lo que se debe buscar la causa principal del problema con objeto de prevenir nuevos ataques de lumbalgias agudas o paliar las lumbalgias crónicas. Te recomendamos:


Evitar reposo en cama: 

  • Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible coinciden en desaconsejar el reposo en cama como tratamiento del dolor de espalda.
Recomendaciones posturales:
  • Evitar sobrecargas en la espalda: No agacharse doblando la espalda, debes hacerlo flexionando las piernas.
  • No sentarse en superficies blandas y bajas: Sofás y sillones. 
  • Mantener actividad física normal: Debe mantenerse el mayor grado posible de actividad física. La ausencia de actividad física retrasa la recuperación.  
  • Medicación de primera línea: Analgésicos, antiinflamatorios, miorelajantes.
  • Tratamiento psicológico (cognitivo-conductual): En pacientes con lumbalgia de larga duración o crónica intensa.
  • Rehabilitación multidisciplinaria: Cuando han fallado otros tratamientos y la salud está muy alterada. Los equipos están formados por médicos, psicólogos y fisioterapeutas.
  •  Aplicación de calor: Se sigue recomendado y aunque no está evaluada su eficacia final, parece calmar el dolor aunque se desconoce si mejora la lumbalgia. En todo caso no debe hacerse de forma excesiva ni reiterada (máximo dos veces al día durante 20 minutos).

Recuerda:

La lumbalgia es el dolor en la espalda baja producido por estrés, malas posturas y sobreesfuerzo físico; para prevenirla, mantén una buena postura y realiza actividad física periódicamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin