Compártelo:

Share |

martes, 25 de enero de 2011

Bulimia

¿Qué es la bulimia?

Es un trastorno mixto, parte psicológico y parte alimentario. Es una conducta durante la cual la persona se aleja de las pautas de alimentación saludable consumiendo comida en exceso en lapsos muy cortos de tiempo generando una sensación temporal de bienestar, para después buscar eliminar el exceso de alimento a través del ayuno, vómito, uso de purgantes o laxantes.

¿Cuáles son las características de la bulimia?


La persona sufre episodios de alimentación compulsiva, seguidos de un gran sentimiento de culpa, angustia y pérdida de control mental por haber comido en "exceso". Posterior a esto suelen surgir episodios de ayuno o de muy poca ingesta de alimentaria, para posteriormente volver a ingestas compulsivas.

Los individuos con este trastorno se sienten muy avergonzados de su conducta e intentan ocultar los síntomas. Las “ingestas excesivas” se realizan a escondidas o lo más disimuladamente posible. Los episodios suelen planearse con anterioridad y se caracterizan (aunque no siempre) por una rápida ingesta de alimento.

Muchas personas usan diversos medios para compensar los excesos: el más habitual es la provocación del vómito.

¿Existen alteraciones psicológicas en la bulimia?

Sí, se basan en la idea de que sólo mediante la delgadez y su atractivo, se podrá triunfar en la sociedad. Suele presentarse junto con un fuerte sentimiento de inseguridad y problemas graves en la autoestima, en relación directa con el peso o con la imagen corporal.

Existe fuerte asociación entre el padecimiento de bulimia y provenir de familias disfuncionales.

¿Qué pronóstico tiene la bulimia?

Tomando en cuenta que los trastornos en la alimentación presentan una de las tasas de mortalidad más altas dentro del grupo de los trastornos mentales, su pronóstico es diverso. La bulimia puede presentarse como un padecimiento a largo plazo, fluctuante durante muchos años, o bien como un problema de salud episódico, precipitándose en función de los eventos y crisis de la vida de quien la padece.

Si se manifiesta en períodos cortos, los informes médicos sugieren que hay una mejoría del 50 por ciento en el comportamiento y que estos pacientes pueden comprometerse con un tratamiento. En casos graves, la persona puede fallecer como consecuencia de un atracón muy severo, o incluso puede suicidarse. En muchas ocasiones el enfermo presenta síntomas como ansiedad y suele ingerir ansiolíticos excesivamente para revertir este síntoma.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la bulimia?
  • Aspiración (paso del contenido estomacal a los bronquios).
  • Rotura del esófago o estómago.
  • Ansiedad o compulsión por comer.
  • Obsesión por mantener un peso corporal debajo del normal
  • Abuso en el consumo de medicamentos laxantes y diuréticos.
  • Seguimiento de regímenes dietéticos diversos.
  • Deshidratación
  • Alteraciones menstruales y amenorrea; esterilidad.
  • Incremento y reducción bruscos de peso, desestabilidad en el peso.
  • Aumento en la frecuencia de caries dentales.
  • Pérdida de cabello
  • Desmayos muy frecuentes, mareos.
  • Heridas de la mucosa bucal.
  • Alteración o pérdida esmalte de los dientes
  • Dolores en la garganta (luego de vomitar).
  • Piel seca
  • Debilidad en las piernas.
  • Disfonía
  • En las mujeres puede interrumpir la menstruación.

¿Existe tratamiento para la bulimia?

El tratamiento resulta más eficaz en las primeras fases del desarrollo de este trastorno pero, dado que la bulimia suele esconderse fácilmente, el diagnóstico y el tratamiento no suelen presentarse sólo hasta que este problema ya se ha convertido en un ingrediente permanente en la vida del paciente.

La forma más común de tratamiento actualmente incluye terapia, que suele ser terapia de grupo o terapia cognitivo conductual. Estas formas de terapia se centran tanto en los síntomas que llevan al individuo a presentar estos comportamientos como en los síntomas relacionados con la alimentación. Junto con la terapia, muchos psiquiatras recetan antidepresivos o antipsicóticos.
Recuerda:
La prontitud del tratamiento es uno de los factores más importantes para dar un pronóstico. Aquellas personas que lo reciban en las primeras fases del trastorno tendrán una recuperación más alta y más permanente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin