Compártelo:

Share |

viernes, 28 de enero de 2011

Uso racional de antibióticos ¿Es bueno automedicarse?

Las infecciones comunitarias y hospitalarias siguen siendo hoy en día una de las principales causas de morbilidad a nivel mundial. Si bien las vacunas y las mejores condiciones sanitarias han permitido mejorar la esperanza de vida en muchas regiones del mundo, la gran mayoría de ellas sigue padeciendo de males infecciosos como tuberculosis pulmonar, malaria, enfermedad diarreica aguda, enfermedad respiratoria aguda, etc. A ello se ha sumado la aparición de nuevas enfermedades de origen bacteriano, viral y micótico (hongos).

Desde su aparición, los antibióticos han sido y son un arma importante para el tratamiento de muchas dolencias infecciosas, algunas de las cuales causaban gran mortalidad. Su uso permitió disminuir en forma importante y notable la morbimortalidad de alguno de estos males, por ello se pensó en forma equivocada que muchas de estas dolencias iban a desaparecer.


¿Cuál fue el primer problema del uso irracional de antibióticos?


El primer problema fue la aparición de reacciones adversas entre leves a severas, posteriormente se ha sumado la aparición cada vez más frecuente de bacterias resistentes y multirresistentes a uno o a varios antibióticos.


En los últimos años ha podido evidenciarse que la proporción de aislamientos de Staphylococcus aureus meticilinorresistente (MRSA) se ha incrementado de casi 0% a 70% en Japón y Corea, 40% en Bélgica, 30% en Gran Bretaña y 28% en Estados Unidos en solo 10 a 15 años. También en Ecuador se han detectado estas cepas MRSA.


¿Cuál es el costo de usar de manera incorrecta antibióticos?


Estas altas tasas conllevan un alto costo para los sistemas de salud, por ejemplo en los EE UU se ha calculado en más de 7 mil millones de dólares anuales, por lo que ha sido clasificado como un riesgo de seguridad nacional. En el caso de los países en vías de desarrollo, el gasto del presupuesto para salud en antibióticos es en promedio de 35% debido a la creciente resistencia antibiótica y el mal uso que se le da en los centros de salud. Esto incrementa el problema de resistencia (además de la facilidad de conseguir los medicamentos sin receta médica y la venta de medicinas de dudosa procedencia).


¿Cuál es la mayor causa del uso incorrecto de antibióticos?


Actualmente la población tiene un mayor acceso a la información (Internet, medios informativos) y exige, muchas veces, ser tratado con los medicamentos que ven y/o leen. Existen otros problemas de tipo cultural, social, religioso, etc. que también influyen positiva o negativamente en la terapia racional de los medicamentos.


Entonces… ¿Cuál es el antibiótico ideal?


El antibiótico ideal es el que resulta ser más eficaz, menos tóxico, retarda el surgimiento de cepas resistentes, es de menor costo y de más fácil administración. Obviamente, no existe. Sin embargo, las características de eficacia, toxicidad y costo son consideraciones básicas en la elección del medicamento.


¿Cuáles son las consecuencias del mal uso de los antibióticos?

 
Una mala indicación del antibiótico, o un mal cumplimiento de la prescripción, puede provocar:
  • Fracaso terapéutico (falla en el tratamiento).
  • Desarrollo de resistencias bacterianas.
  • Enmascaramiento de procesos infecciosos.
  • Cronificación: la falta de erradicación de un número suficiente de bacterias dará lugar a la persistencia de algunas que mantienen su grado de patogenicidad (capacidad de dañar), sin ocasionar manifestaciones agudas.
  • Recidiva: las cepas supervivientes, sean resistentes o sensibles, inician una nueva proliferación que provocará una recaída o una reinfección.
  • Efectos adversos debidos a la acción del medicamento (independientes de que sea o no eficaz). La toxicidad de algunos antibióticos es potencialmente grave y su aparición es inaceptable si el paciente no necesitaba el fármaco.
¿Cómo podemos solucionar este problema?

Es necesario llevar a cabo campañas de educación a todo nivel, de lo contrario seguiremos siendo testigos del preocupante aumento de los gérmenes resistentes a uno o más antibióticos tanto en la comunidad como en los servicios de hospitalización.


Recuerda:

 
El manejo de los antibióticos sigue siendo un arte y no debe ser considerado como una simple receta de cocina. El médico y el personal de salud deberán estar en constante actualización, a fin de evitar problemas de resistencia, reacciones adversas a los medicamentos, lo que permitirá un mejor manejo de las diversas patologías que afectan al ser humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin