Compártelo:

Share |

domingo, 20 de marzo de 2011

Endometriosis

¿Qué es la endometriosis?

Es la aparición y crecimiento de tejido endometrial fuera del útero, sobre todo en la cavidad pélvica como en los ovarios, detrás del útero, vejiga urinaria o en el intestino.

Es una patología relativamente frecuente, que puede afectar a cualquier mujer en edad fértil, desde la menarquia (primera menstruación) hasta la menopausia, pudiendo durar hasta después de la menopausia. La endometriosis altera la calidad de vida de las mujeres que la padecen, afectando a sus relaciones de pareja, familiares, laborales y de reproducción.

Cuando el tejido endometriósico crece, aparecen bultos llamados implantes (la mayoría de las veces benignos o no cancerosos). Los implantes de la endometriosis están influidos por el ciclo menstrual, de tal manera que en cada menstruación, la mujer que padece endometriosis, los tumores endometriósicos también sangran, sin posibilidad de que la sangre salga fuera del cuerpo, desarrollándose una inflamación y tejidos cicatriciales o fibrosis, que ocasionen posteriormente obstrucción intestinal, sangrado digestivo y alteraciones urinarias.



¿Cuáles son los síntomas de endometriosis? 


  • Asintomático: Se presenta en el 50% de los casos. 
  • Dolor: Es el síntoma más frecuente y se localiza principalmente en el abdomen, región lumbar, rectal, irradiado a ambas piernas. 
  • Hipermenorrea: Sangrados menstruales muy abundantes tanto en el tiempo como en la cantidad de sangre. A veces la metrorragia ocurre fuera de la menstruación. 
  • Infertilidad: Dificultad o imposibilidad de quedar embarazada
  • Trastornos intestinales: Diarrea, estreñimiento, proctalgia. 
  • Astenia: Fatiga. 
  • Amenorrea: Ausencia de menstruación, debido a que el sangrado es interno en la cavidad abdominal.


¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Si la mujer padece uno o varios síntomas, sobre todo dismenorrea (dolor intenso durante la menstruación), es importante que consulte a un ginecólogo. El diagnóstico de esta enfermedad es difícil y para conseguirlo es necesario realizar una o varias pruebas como:

Examen ginecológico: Rara vez se pueden palpar los implantes de endometriosis y solo en casos en los que los focos estén ubicados entre recto-vagina.

Ecografía: Es la prueba que obtiene imágenes mediante ultrasonidos del aparato genital femenino. Puede ser abdominopélvica donde el transductor se coloca sobre la piel de la paciente en distintas posiciones o vaginal, donde un transductor específico se introduce dentro de la vagina.

Laparoscopia: Es la prueba que puede asegurar con más certeza de que se padece endometriosis. La laparoscopia es una cirugía con anestesia general en la que se coloca dentro del abdomen un tubo con luz. Se revisan los órganos y puede visualizar cualquier tumor o tejido de endometriosis. Este procedimiento mostrará la ubicación, extensión y tamaño de los tumores y será fundamental para tomar decisiones entre el médico y la paciente.

Laparotomía: Es una cirugía mayor en la que se puede observar con mayor claridad los órganos afectados por los focos de endometriosis activos, esta cirugía es beneficiosa debido a que pueden extraer fácilmente los focos y reparar órganos dañados tales como en casos que se formasen adherencias y fistulas.

¿Cuáles son las causas de la endometriosis?

La causa de es desconocida o no se sabe con total certeza. Una teoría es que durante la menstruación, parte del tejido menstrual o endometrial en lugar de evacuar en la menstruación, regresa al abdomen a través de las trompas de Falopio por flujo retrógrado. Otra teoría sugiere que hay células del peritoneo que se transforman en endometriales. El tejido endometrial que escapa del útero, acaba rodeándose de epitelio y formando quistes denominados endometriomas que es necesario eliminar. La endometriosis puede ser una enfermedad hereditaria y ser causada por tanto, por una predisposición genética.

Los investigadores también están observando la participación del sistema inmunitario y la manera en que estimula o reacciona a la endometriosis. Por otra parte, otros investigadores están observando la endometriosis como una enfermedad del sistema endocrino, ya que parece que los estrógenos fomentan el crecimiento de la enfermedad.

¿La endometriosis, tiene tratamiento?

Es una enfermedad que no tiene cura. Sin embargo, hay muchos tratamientos, cada uno de los cuales tiene sus ventajas e inconvenientes. Es fundamental crear una buena relación médico paciente, con la finalidad de decidir cuál es la mejor opción para la paciente.

Tratamiento del dolor:

Para algunas mujeres con síntomas leves, tal vez no sea necesario mayor tratamiento que medicamentos para el dolor o analgésicos. En mujeres con endometriosis mínima que deseen embarazarse, los médicos afirman que, dependiendo de la edad de la mujer y la intensidad de dolor por la enfermedad, lo mejor es mantener una temporada de prueba (desde 6 meses hasta un año) para tener relaciones sexuales sin protección. Si la mujer no queda embarazada durante esa temporada, entonces es posible que necesite mayor tratamiento. 


Tratamiento hormonal:

En el caso de mujeres que no desean embarazarse, pero que necesitan un tratamiento para su enfermedad, los médicos pueden sugerir un tratamiento con hormonas. El tratamiento con hormonas es más eficaz cuando los tumores son pequeños.

Tratamiento quirúrgico:

Generalmente es la mejor opción para aquellas mujeres con endometriosis extensa, o que sufren fuertes dolores. Existen cirugías mayores y menores que pueden ayudar como laparoscopia o laparotomia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin