Compártelo:

Share |

jueves, 28 de abril de 2011

HERPES ZÓSTER


¿Qué es el herpes zóster?

Es una infección producida por el mismo virus que el de la varicela y de hecho para padecer el herpes zóster hay que haberla tenido previamente.

A menudo días antes de manifestarse, la persona puede sentir escalofríos, cansancio e incluso síntomas similares a una gastroenteritis. Lo habitual es que al cuarto o quinto día aparezcan ya las molestias típicas del herpes zóster a lo largo de un nervio (generalmente intercostal), apareciendo vesículas muy dolorosas y sensibles. Puede tardar semanas o meses en curarse.

¿Cuáles son las causas del herpes zóster?

Es una enfermedad vírica que afecta más a personas mayores de cincuenta años o con un sistema inmunológico deficiente (estrés continuo, fuertes traumas emocionales, SIDA, cáncer, etc.)

Después de que una persona contrae varicela, el virus permanece inactivo (latente) en ciertos nervios del cuerpo. Esta enfermedad aparece cuando el virus se reactiva en estos nervios después de muchos años. La razón por la cual el virus se vuelve activo de nuevo no es clara. Con frecuencia, sólo se presenta un ataque.

Si un adulto o niño tiene contacto directo con la erupción (vesículas) producidas por herpes zóster y no ha tenido varicela de niño o no ha recibido la vacuna contra esta enfermedad, puede desarrollar varicela en lugar de zóster.

¿Cuáles son sus síntomas?

Generalmente se presenta como dolor en un solo lado, hormigueo o ardor. El dolor y el ardor pueden ser intensos y generalmente se presentan antes de que aparezca cualquier erupción.

En la mayoría de las personas, se forman parches en la piel, seguidos de pequeñas ampollas.
Las ampollas se rompen, formando úlceras que comienzan a secarse y forman costras, las cuales se caen en dos a tres semanas. La cicatrización es rara.
 

La erupción generalmente involucra un área estrecha de la columna alrededor de la parte frontal de la región ventral o el pecho.
 

La erupción puede comprometer cara, ojos, boca y oídos.

Entre otros síntomas encontramos:

  • Dolor abdominal
  • Dificultad para mover algunos de los músculos en la cara
  • Fiebre y escalofríos
  • Malestar general
  • Dolor de cabeza
  • Disminución de la audición
  • Dolor articular
  • Problemas en el sentido del gusto
  • Problemas de visión
¿Qué exámenes y pruebas podemos realizar?

El diagnóstico puede realizarse examinando la piel y haciendo preguntas acerca de la historia clínica.

En muy pocas ocasiones se necesitan exámenes, pero puede abarcar la toma de una muestra de piel para ver si está infectada con el virus que causa el herpes zóster.

Los exámenes de laboratorio pueden mostrar un aumento de los leucocitos (glóbulos blancos) y anticuerpos contra el virus de la varicela, pero no pueden confirmar que la erupción se deba al zóster.

¿Cómo tratarlo?

El médico puede prescribir un antiviral, el cual ayuda a disminuir el dolor y las complicaciones, al igual que acorta el curso de la enfermedad. Se puede usar aciclovir, famciclovir y valaciclovir.

Otros medicamentos de utilidad:

  • Antihistamínicos para reducir la picazón
  • Analgésicos para aliviar el dolor

¿Cuál es el pronóstico del herpes zóster?

Normalmente desaparece en dos o tres semanas y muy rara vez reaparece. Si el virus afecta los nervios que controlan el movimiento (nervios motores), se puede presentar debilidad o parálisis temporal o permanente.

¿Existen complicaciones?

En algunas ocasiones, el dolor en el área donde apareció el herpes zóster puede durar meses o años (neuralgia postherpética). Además puede producirse otro ataque de herpes zóster, ceguera, sordera, infecciones en la piel, síndrome de Ramsay Hunt.

¿Cómo prevenirlo?

Evitar el contacto con salpullidos y ampollas de personas con herpes zóster o varicela si nunca ha sufrido de varicela o no ha recibido la vacuna contra esta enfermedad.

Recuerda


El herpes zóster es una enfermedad producida por el virus de la varicela y se manifiesta generalmente en forma de vesículas muy dolorosas y sensibles. Generalmente desparece 2 a 3 semanas después de su aparición. Si padeces de esta enfermedad consulta con tu médico de inmediato y evita posibles complicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin