Compártelo:

Share |

martes, 26 de abril de 2011

Pie diabético


¿Qué es el pie diabético?

Es una complicación de las personas que padecen diabetes, producida por la disminución en el riego de sangre a los tejidos del pie, afectando su sensibilidad, temperatura y capacidad de curación ante una herida, dando lugar a ulceraciones, mayor susceptibilidad a infecciones y gangrena que puede llevar a la amputación del miembro.


¿Cómo puede presentarse un pie diabético?


  • Pie con piel fina, quebradiza o de superficie cuarteada.
  • Disminución de la masa muscular, que provoca la imagen de tendones y huesos sobresalientes.
  • Aparición de callos.
  • Color pálido o violáceo.
  • Alteraciones en la temperatura del pie, ya sea un pie caliente o frío.
  • Adormecimiento o sensación de hormigueo constantes.
  • Deformidad en las uñas y crecimiento anormal de las mismas.

¿Qué complicaciones pueden esperarse en un paciente que posea pie diabético?


Una de las complicaciones más temidas del pie diabético, es la aparición de ulceras que constituyan una puerta de entrada a bacterias, provocando una infección que puede a su vez, sumada a la disminución del riego de sangre llevar a gangrena y a la amputación del miembro.

¿Cómo se pueden producir las ulceras en el pie diabético?

El paciente con pie diabético, a más de presentar sensibilidad disminuida o nula en muchos casos, presenta callosidades y prominencias óseas por deformidad y/o atrofia muscular que forman áreas de presión. Esto sumado a una piel frágil y quebradiza y a un flujo insuficiente o inadecuado de sangre que asegure un aporte de materia prima necesaria para regenerar el tejido lastimado, constituyen un conjunto de factores que fácilmente pueden provocar lesiones en la piel facilitando la entrada de microbios, los cuales pueden provocar infecciones muy extensas y agresivas dado la menor capacidad de los pacientes diabéticos mal controlados para enfrentar procesos infecciosos. Esto constituye un proceso muy complejo que genera complicaciones graves que pueden desembocar en la perdida de un miembro o la muerte del paciente por generalización de un proceso infeccioso.

¿Cómo puede evitarse la presencia de complicaciones del pie diabético?


  • Primero y antes que nada, el paciente diabético debe ser consciente que su enfermedad es controlable, y que de este buen control dependerá que las complicaciones de la diabetes, entre ellas el pie diabético, se eviten o no aparezcan, esto se logra con un adecuado control de los niveles de azúcar en la sangre. Se debe evitar el consumo de cigarrillo y realizar actividad física regularmente, así como evitar el sobrepeso.
  • Llevar un buen control de los lípidos en sangre (colesterol, triglicéridos) y de la presión arterial visitando frecuentemente al médico.
  • Revisar diariamente los pies, ayudado de luz natural o blanca, poniendo atención especial a los espacios entre los dedos y la planta del pie con ayuda de un espejo.
  • Lavar diariamente los pies con agua calentada a una temperatura no mayor a los 37 grados centígrados. Se debe probar la temperatura del agua con un termómetro o con la mano o codo, ya que los pies pueden tener afectada su sensibilidad.
  • No andar descalzo y evitar usar sandalias o cansado abierto que exponga los pies a posibles lesiones.
  • Usar siempre calcetines.
  • Evitar el uso de calzado duro, ajustado o de taco alto, el calzado deberá ser lo más cómodo posible y al adquirirlo preferiblemente se lo deberá hacer en la tarde, ya que los pies pueden tender a estar hinchados y el calzado que encaje seguramente será cómodo todo el día.
  • Proteger a los pies de quemaduras evitando usar bolsas de agua caliente, estufas o calefactores cerca de los pies y protector solar en caso de exponer los pies al sol.
  • Usar crema hidratante en los pies.
  • En caso de observar una lastimadura o ulceración en el pie, acudir inmediatamente donde el médico.
Recuerda: 
El pie diabético es una de las complicaciones más comunes de las personas que padecen dicha enfermedad. El control adecuado de los niveles de azúcar en la sangre constituye una de las principales medidas preventivas para evitar su aparición. Consulta regularmente a tu médico.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin