Compártelo:

Share |

lunes, 27 de junio de 2011

A propósito del cierre de Google Health

Haciendo eco de la noticia que ha circulado hace dos días en el New York Times sobre el cierre de Google Health, la aplicación del buscador más famoso del mundo que apuntaba a la gestión de los datos de las historias clínicas de los pacientes, sería interesante realizar un breve análisis de lo sucedido desde el punto de vista que podríamos aportar todos y cada uno de los actores que participamos en este sector tan interesante que es la eHealth. En este sentido, quisiéramos colocar nuestros puntos de vista de las diferentes razones que ha ocasionado el cierre de esta aplicación por parte de Google.

1. La confianza en un médico por parte del paciente es lo principal, no la cantidad de médicos que geográficamente se encuentren más cerca.

El buscador quiso realizar una aplicación basando su idea en la necesidad de las personas en requerir médicos cercanos a su zona geográfica, excelente idea vista desde el punto de vista del escritorio, pero en realidad la gente requiere eso? No necesariamente, en muchos de los casos una persona que tiene un médico de confianza puede desplazarse grandes distancias para hacerse tratar de su dolencia.

2. La historia clínica de cada persona supone un nivel mucho más alto de privacidad, y colocarla en línea pone en riesgo datos privados del paciente.

Los datos médicos de una persona son algo muy íntimo como para que se lo pueda tener en línea, si bien es cierto existen personas que les gustaría tener esta facilidad, y de hecho si uno lo piensa la ventaja de esta idea al trasladarse de un país a otro es sumamente atractiva, o que otro médico pueda verla sin necesidad de tener que estar en la misma casa de salud en donde se encuentra el archivo físico, no necesariamente se vuelve tan interesante cuando se le da esos datos a una empresa cuyo objetivo es indexar todos los contenidos de la red, porque en algún momento estos datos por un error o por fallas de seguridad, podrían volverse públicos afectando la privacidad de las personas.

3. Las personas buscan contenidos de calidad en la red, que puedan ser entendidos de una manera sencilla y que puedan ser enriquecidos por varios profesionales de la salud

La información que un médico pueda proveer sobre una u otra dolencia puede ser adecuada, pero siempre las personas cuando dudan de lo que se les diagnostica buscan lo que se conoce como "segunda opinión", esto lo que en realidad significa es que se requiere de mayor información por parte del paciente para tomar una decisión adecuada sobre su propia salud. Google Health no orientaba sus objetivos a este tipo de temas sino mas bien al puro estilo del buscador, brindar un servicio al usuario enfocado en la capacidad de búsqueda mas no en lo que al paciente le interesa finalmente, su salud.


La lección que se puede aprender es que la ingeniería debe estar en función de las necesidades de las personas siempre, para luego crear aplicaciones que beneficien a la población en general. En fin quedan todavía muchas aristas por analizar que se irán descubriendo conforme el tiempo vaya avanzando.


3 comentarios:

  1. Creo que la pregunta que hay que responder es: la comunidad global está preparada para el uso del PHR? cual es el camino que aún falta por recorrer?

    ResponderEliminar
  2. Si efectivamente esa es la cuestión al final del día, tecnológicamente estamos preparados pero socialmente estamos dispuestos a compartir esta información?

    ResponderEliminar
  3. El termino compartir creo que sólo es aplicable a la información académica. Sobre la historia médica personal la seguridad debe ser absoluta. Si se desagrega de los datos personales y se preserva la confidencialidad puede ser una fuente valiosisima para actuaciones preventivas, ejemplo diabetes y para investigación. Obviamente con una historia médica individual de calidad se puede evitar además la frecuente repetición de pruebas ya realizadas.

    ResponderEliminar

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin