Compártelo:

Share |

jueves, 29 de septiembre de 2011

Control de las emociones

¿Qué son las emociones?

Son mecanismos que pone en marcha cualquier ser vivo para mantener su supervivencia. Permiten que una persona establezca suposición con respecto a su entorno siendo impulsada hacia otras personas, objetos, acciones o ideas. Las emociones funcionan también como una especie de depósito de influencias innatas y aprendidas. Las emociones son

reacciones naturales que nos permiten ponernos en alerta ante determinadas situaciones que implican peligro, amenaza, frustración, etc. y juegan un papel contundente en la forma racional de pensar de los individuos. Existen siete emociones primarias de las que se derivan las demás: alegría, sorpresa, amor, tristeza, vergüenza, ira y miedo. Estas últimas cuatro son catalogadas como emociones negativas, y están muy ligadas a los actos violentos.

¿Podemos controlar nuestras emociones?

El control emocional no siempre implica ahogar o reprimir las emociones, sino regular, controlar o eventualmente modificar estados anímicos y sentimientos o su manifestación inmediata, cuando éstos son inconvenientes en una situación dada. No podemos elegir nuestras emociones, no se puede simplemente desconectarlas o evitarlas, pero está en nuestro poder conducir nuestras reacciones emocionales y completar o sustituir la forma de conducta y de reaccionar ante una situación difícil. Si no controlamos la ansiedad o la ira que nos ha producido algo, ambas emociones pueden impedirnos el estar tranquilos y poner en juego una respuesta efectiva para afrontar el problema que las ha originado, aumentando aún más el problema inicial.

¿Cómo podemos manejar nuestras emociones?

La ansiedad y la ira son reacciones naturales y positivas que tenemos para ponernos en alerta ante determinadas situaciones que son consideradas peligrosas. Sin embargo, también pueden ser emociones negativas que no funcionan como deberían, activándose ante estímulos inofensivos y provocando malestar y conductas inadecuadas. Comprender, conocer y admitir las emociones es el procedimiento para poder controlarlas.

Así, en las emociones humanas entran en juego cuatro aspectos:

  • Una situación concreta
  • Reacciones fisiológicas específicas o sensaciones (aceleración del pulso, respiración, tensión muscular, etc.)
  • Pensamientos determinados (con tendencia al fracaso o hacia la culpabilización)
  • Tipo de conductas concretas que responden a esa situación

Algunos consejos para aprender a controlar las emociones:

  • Mantener una apariencia tranquila ante los estímulos que nos provocan temor
  • Controlar el lenguaje ( el control de las palabras ayuda a disciplinar las emociones)
  • Si la situación no es la apropiada o esperada, tolerar la frustración
  • Aclarar cada día nuestros pensamientos
  • Aprender a proyectar nuestra mente a situaciones nuevas, comparando las mismas con otras experiencias.

Recuerda:

Las emociones y sentimientos son en general elementos positivos que nos hacen singulares y aportan calidad humana a las personas. El autocontrol emocional se dirige a dos principales componentes de las emociones: las Reacciones corporales (que pueden ser controladas a través de técnicas de relajación) y el Pensamiento (que en ocasiones puede ser la fuente que da origen a las emociones negativas y se puede dominar a través de técnicas de control del mismo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin