Compártelo:

Share |

miércoles, 26 de octubre de 2011

Pitiriasis alba

¿Qué es la pitiriasis alba?

Es una condición muy frecuente de la piel que ocurre principalmente en la infancia que se presenta con sequedad, escamas y palidez en forma de parches a nivel de la cara.

Generalmente se presenta como un cuadro autolimitado y sólo se requiere de cremas hidratantes.

¿De dónde toma su nombre?

El nombre se lo atribuye por las finas escamas que aparecen al inicio (pitiriasis) y la palidez en forma de parche que se desarrolla (alba).

¿Por qué se produce?

A pesar de haber sido estudiada desde el siglo XIX, la etiología de la pitiriasis alba no está bien establecida y se la ha asociado a la presencia de diversos microorganismos, sin embargo, no se ha identificado una asociación causal definitiva.

Varios factores además de los infecciosos, se han asociado con la etiología de la pitiriasis alba como la exposición solar, la humedad relativa del aire, la altitud y el viento. El uso de jabones abrasivos, duchas excesivamente largas y la temperatura caliente del agua durante el baño también se han relacionado con la xerosis que se aprecia en esta enfermedad.

¿Cuál es su cuadro clínico?

Frecuentemente se inicia como placas rosadas con un borde elevado que luego de varias semanas se desvanece dejando una mancha pálida cubierta por una descamación blanquecina polvorienta. Posteriormente progresa a máculas hipopigmentadas de bordes difusos, de tamaño variable (0.5 a 5 cm de diámetro). Aunque puede haber ligera picazón, en general las lesiones son asintomáticas, por lo que generalmente el paciente no consulta por ellos y se observan incidentalmente en el examen físico. Aun así, en el caso de los niños, puede ser motivo de preocupación común en las madres, ya que la mayoría de las lesiones se localizan en la cara, principalmente en la frente y la zona malar, pero también pueden encontrarse en las extremidades superiores y ocasionalmente en las inferiores.

Las lesiones pueden persistir por meses o años, pero este curso puede prolongarse en los pacientes atópicos; en general es una condición autolimitada. Por otro lado, las lesiones pueden ser más visibles en el verano, cuando la piel circundante está bronceada. Luego de la resolución las lesiones pueden reaparecer en la misma localización.

¿Cómo tratarla?

El tratamiento consiste inicialmente en convencer al paciente de que la enfermedad es benigna y autolimitada ya que hasta ahora, ninguna terapia es completamente exitosa.

Se debe limitar la exposición solar, además de usar regularmente protector solar FPS y reducir la frecuencia y la temperatura de los baños. Los emolientes y cremas hidratantes ayudan a disminuir la xerosis y la irritación.

En los casos en etapa inflamatoria la desonida o la hidrocortisona tópica al 1% pueden ayudar a la resolución de las lesiones. En los niños solo deben prescribirse esteroides de baja potencia no halogenados.

¿Cuál es el pronóstico de esta enfermedad?

La palidez en parches puede durar desde 1 mes hasta 10 años, por otro lado, en la cara comúnmente duran por lo menos un año. La pitiriasis alba parece relacionarse con la exposición solar intensa y sin protección, hábitos higiénicos inadecuados y principalmente con la dermatitis atópica. En general, el control y la prevención de estos factores, es fundamental, sin duda, para el manejo satisfactorio de la enfermedad.

En conocimiento más profundo sobre los factores desencadenantes, conllevará al desarrollo de terapias más eficaces que nos conduzcan a una resolución más rápida de las lesiones y sobretodo, permitirá al médico ofrecer mayor información a los padres y a los niños con respecto al carácter benigno de la pitiriasis alba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin