Compártelo:

Share |

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Accidente cerebrovascular

¿Qué es un accidente cerebrovascular?

Las arterias son vasos sanguíneos que transportan sangre desde el corazón hacia el resto del cuerpo. La mayoría de los accidentes cerebrovasculares se producen cuando se obstruye una arteria que lleva sangre al cerebro. Cuando esto sucede, parte del cerebro no recibe suficiente cantidad de sangre y puede dañarse. Es posible que usted pierda el control de una función que es controlada por esa parte del cerebro. Por ejemplo, podría perder el control de la función de un brazo o de una pierna, o la capacidad de hablar. El daño puede ser temporal o permanente, parcial o completo. Los médicos han descubierto que si usted recibe tratamiento de inmediato después de que comiencen los síntomas, existen mayores probabilidades de hacer que la sangre se mueva hacia el cerebro y menores probabilidades de que se produzcan daños.

¿Cuáles son sus síntomas?

Si tiene alguno de los siguientes síntomas, llame de inmediato para obtener ayuda de emergencia. Cuanto antes obtenga ayuda, más médicos pueden contribuir a la prevención de daños adicionales o permanentes.

· Debilidad o entumecimiento repentinos de la cara, el brazo o la pierna en un lado del cuerpo.

· Oscurecimiento o pérdida de la visión repentinos, en particular, en un ojo.

· Pérdida del habla, problemas para hablar o entender lo que otras personas están diciendo.

· Dolor de cabeza intenso y repentino, sin causa conocida.

· Mareos de origen desconocido, inestabilidad al caminar o caerse, en especial junto con cualquiera de los otros síntomas.

Otro signo de advertencia de un accidente cerebrovascular se llama accidente isquémico transitorio (TIA, por sus siglas en inglés). Un TIA es un "miniaccidente cerebrovascular" que puede provocar los síntomas antes mencionados y que solo puede durar unos minutos, pero no debe ser ignorado. Las personas que tienen un TIA presentan un mayor riesgo de tener un accidente cerebrovascular más adelante. Llame a su médico de inmediato si cree que está teniendo un TIA.

¿Cuáles son los factores de riesgo para un accidente cerebrovascular?

· Aterosclerosis (endurecimiento de las arterias)

· Diabetes no controlada

· Presión arterial alta

· Nivel de colesterol alto

· Hábito de fumar

· Accidente isquémico transitorio previo (TIA)

· Enfermedad cardíaca

· Enfermedad de las arterias carótidas (enfermedad de la arteria que transporta sangre al cerebro)

Después de haber tenido un accidente cerebrovascular, ¿tengo más probabilidades de tener otro?

Sí, las personas que han tenido un accidente cerebrovascular tienen mayor riesgo de tener otro accidente cerebrovascular, en especial durante el primer año después del primer accidente cerebrovascular.

Tratamiento

¿Qué es la rehabilitación después de un accidente cerebrovascular?

La rehabilitación después de un accidente cerebrovascular es parte importante de la recuperación para muchas personas que han tenido un accidente cerebrovascular. La rehabilitación ayuda a fortalecer la fuerza, la coordinación, la resistencia y la confianza. En la rehabilitación después de un accidente cerebrovascular, es posible que usted reciba capacitación sobre cómo moverse, hablar, pensar y cuidarse a usted mismo. La meta de la rehabilitación después de un accidente cerebrovascular es ayudarlo a que aprenda a hacer las cosas que hacía antes del accidente cerebrovascular.

Su médico podrá determinar si usted necesita rehabilitación después de un accidente cerebrovascular y, en caso de ser así, qué tipo de rehabilitación lo ayudaría. La mayoría de las personas que han tenido un accidente cerebrovascular, mejoran. La rapidez con que usted mejore y en qué medida lo haga dependerán de la gravedad del accidente cerebrovascular. La rehabilitación puede comenzar inmediatamente después de que haya finalizado el accidente cerebrovascular y su estado sea estable. Algunas mejoras se producen en forma espontánea, a medida que el cerebro se cura.

Complicaciones

¿Cuáles son algunos de los efectos del accidente cerebrovascular?

· Debilidad o parálisis en un lado del cuerpo

· Problemas con el habla y el lenguaje

· Equilibrio deficiente o movimiento torpe

· Desconocimiento de lo que sucede en un lado del cuerpo

· Problemas para tragar

·Problemas con el control de la vejiga o del intestino

· Problemas con la memoria, el razonamiento o la resolución de problemas

· Visión deficiente y/o cambios en la visión

· Entumecimiento

· Problemas para moverse

¿Qué sucede con la depresión después de un accidente cerebrovascular?

Es posible que se produzcan cambios emocionales a causa del accidente cerebrovascular, debido a la lesión cerebral y a la pérdida de las funciones. Después de un accidente cerebrovascular, es posible que su estado de ánimo cambie con mayor rapidez que antes o que usted se deprima. Usted puede comenzar a llorar o a reírse en forma repentina, sin ningún motivo.

Poco después del accidente cerebrovascular, es posible que le resulte difícil controlar sus emociones. Por lo general, esto mejora con el tiempo. Es comprensible que se sienta deprimido, triste o frustrado. Estos sentimientos son parte de acostumbrarse a los cambios que produjo el accidente cerebrovascular. Las reacciones emocionales y la depresión son comunes después de un accidente cerebrovascular, pero pueden tratarse. Hable con su médico sobre el hecho de que se siente deprimido y triste.

Prevención

¿Qué puede hacer para reducir el riesgo de tener un accidente cerebrovascular?

El riesgo de tener un accidente cerebrovascular (u otro accidente cerebrovascular) es más alto si usted es de edad avanzada, si fuma cigarrillos o si bebe alcohol en exceso. El riesgo también aumenta si tiene presión arterial alta, colesterol alto, diabetes u obesidad. El riesgo también aumenta si tiene insuficiencia cardíaca o accidente isquémico transitorio (que, a veces, se llama TIA o miniaccidente cerebrovascular).

Maneras de reducir el riesgo de tener otro accidente cerebrovascular:

· Realícese chequeos regulares

· Si es fumador, deje el hábito de fumar

· Reduzca la cantidad de alcohol que bebe

· Controle la presión arterial

·Controle los niveles de colesterol

· Si tiene diabetes, controle el nivel de azúcar en la sangre

· Haga actividad física con regularidad

Recuerda: Pide consejos a tu médico sobre cómo implementar estos cambios en el estilo de vida y pide a tus amigos y familia que te apoyen. Los chequeos regulares son importantes para encontrar problemas que pueden aumentar el riesgo de tener un accidente cerebrovascular. Habla con tu médico sobre si tomar una aspirina en dosis bajas te ayudaría a reducir el riesgo de accidente cerebrovascular o de TIA. La aspirina puede ayudar a impedir que se formen coágulos en la sangre que podrían, finalmente, obstruir las arterias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta publicación... tu opinión es muy valiosa!! Únete a esta iniciativa, déjanos tu correo electrónico en www.alivesociety.com, o suscríbete aqui

AliveSociety en Linkedin